Registro   |  Entrar

 

   Minimizar

EL PRIMER AMOR

                “VOLVER AL PRIMER AMOR: DIOS TODOPODEROSO”

¿Qué es espiritualidad? La espiritualidad la produce el Espíritu Santo en la vida de cada uno. Nace, crece y se desarrolla, hasta alcanzar la Santidad a la que Dios nos llama y se trasmite a los demás con la palabra, el testimonio de vida y con el apostolado eficaz o sea el servicio bien hecho,  con amor.

                Cada uno de nosotros  es el responsable de SU crecimiento espiritual.  Los demás pueden orar por mí, pero YO personalmente soy el que tiene que pedir la presencia del Espíritu Santo para que habite en mí y así poder mostrar MI espiritualidad.  Como dice Apocalipsis 3,20: "Mira que estoy a la puerta y llamo: si uno escucha mi voz y me abre, entraré en su casa y comeré con él y él conmigo".  Si uno le abre la puerta del corazón al Espíritu Santo, él nos va a guiar y sólo así podremos reflejar esa Espiritualidad.   

                Es importante pedir en cada momento de nuestras vidas la presencia del Espíritu Santo y de ahí viene esa sed de buscar a Jesús en la Eucaristía, en el Santísimo, etc. y reflejar el rostro de Jesús y de esa manera verán en nosotros esa espiritualidad.

                Un gran ejemplo de una persona espiritual que con solo verla refleja paz y la presencia de Dios, es El Papa Juan Pablo II. Con sólo contemplar el rostro de Juan Pablo II, uno siente paz, ternura, amor, etc.

¿No les ha pasado a ustedes, que la gente los busca para pedir consejo, o porque dicen que se siente bien con uno?  Eso es porque ven algo especial en nosotros.  Hay algo que los atrae hacia nosotros.  Posiblemente sea la presencia de Jesús en nosotros. ¡Eso es Espiritualidad! Pero así como hay gente a la que se le nota la espiritualidad, también hay gente a la que NO se le nota la espiritualidad. ¿Dónde estás tú hermano?  ¿La gente te busca porque te ve espiritual?  ¿Los hermanos ven algo especial en ti o tu testimonio los aleja?  Pensemos en este instante en algún hermano o hermana del ministerio que refleje esa espiritualidad.           

                        Toda esta introducción nos lleva al tema central: “Volver al primer Amor”.

CARTA A LA IGLESIA DE EFESO: Ap. 2, 1-7: “Al Angel de la iglesia de Éfeso escribe así: Esto dice el qu
e tiene las siete estrellas  en su mano derecha y anda entre los siete candelabros de oro: Conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia; sé que no puedes soportar a los malvados, que pusiste a prueba, a los que se llaman apóstoles sin serlo, y descubriste que eran unos embusteros.  Eres tenaz, has sufrido por mí y no te has rendido a la fatiga; pero tengo en contra tuya que has abandonado el amor primero.  Recuerda de dónde has caído, arrepiéntete y vuelve a proceder como antes; si no, como no te arrepientas, vendré a quitar tu candelabro de su sitio.  Es verdad que tienes una cosa a tu favor: aborreces las prácticas de los nicolaítas que yo también aborrezco.

                Quién tenga oídos, oiga lo que dice el Espíritu a las iglesias. Al que salga vencedor le concederé comer del árbol de la vida que está en el jardín de Dios.” 

                Éfeso era un puerto muy importante de Asia Menor.  Era el centro del culto a la diosa Artemia, también llamada Diana.  De todas partes del mundo acudían a Éfeso para conseguir “amuletos” para tener “buena suerte” y éxitos en los negocios y en el amor.

 

         

            1.- Jesús resucitado alaba a los de Éfeso por su tenacidad en conservarse en la línea del Evangelio, a pesar del paganismo circundante.  También los elogia porque han sabido quitarles la careta a los falsos profetas, que con piel de oveja, se han querido introducir en medio del rebaño para desorientarlo.

                Jesús también alaba a los de Éfeso porque han combatido a los “nicolaítas”.     Jesús conoce nuestros logros y virtudes.  El sabe todo lo bueno que hemos hecho, especialmente en el Servicio a los demás. TENEMOS COSAS BUENAS y Jesús también las alaba.

 

               

                2.- Pero Jesús, les echa en cara a los de Éfeso algo muy peligroso: HAN PERDIDO SU PRIMER AMOR.  Ya no tienen el mismo fervor que cuando iniciaron su camino de conversión.  Han sido exigentes en cuanto a la ortodoxia, pero entre ellos ya no brilla el amor, la caridad.  Y esta es una nota muy común en muchas iglesias.  Son activas, diligentes en no apartarse de la sana enseñanza pero les falta algo esencial: el amor.

                ¿Cómo estamos nosotros? ¿Mantenemos encendido el Fuego del Espíritu Santo con el que tuvimos nuestro encuentro personal con Jesús? O, ¿Nos hemos ido apagando poco a poco? Probablemente nuestro corazón ya no arda con ANTES.  Tal vez, también HEMOS PERDIDO EL PRIMER AMOR.

 

                3.- Jesús les propone a los de Éfeso un camino de conversión.  Primero les indica que deben recordar de dónde han caído.  El hijo pródigo de la parábola de Jesús, lo primero que hizo en el inicio de su conversión, fue hacer una revisión de su vida.  Comparó las bondades de la casa de su Padre con la miseria en que se encontraba.  Pero no se quedó allí.  Se propuso, inmediatamente volver a la casa del Padre.  Ese es el camino que Jesús les muestra a los de Éfeso: volver a Dios, a la casa del Padre.  Jesús también les hace ver, que si, de veras, hay conversión en ellos, debe evidenciarse por medio del cambio de su actuación (TESTIMONIO).  Deben volver a ser como antes.  Como cuando iban por el camino del Evangelio (CUANDO EMPEZAMOS).

                Jesús siempre nos da otra oportunidad y ¡HOY es esa oportunidad! Todavía podemos enderezar el camino.  DEBEMOS EVIDENCIAR CON NUESTRO TESTIMONIO nuestro propósito de volver al Padre, dar testimonio y volver a ser como antes, como cuando conocimos al Señor.

 

                4.- Jesús, además, les advierte que si no se convierten, tendrá que quitar su candelabro de su sitio.  Éfeso es como un candelabro que ha sido escogido para brillar en medio de la oscuridad.  De no haber una sincera conversión, ese privilegio se le dará a otra comunidad (A OTRA PERSONA).

                A nosotros mismos, Jesús también nos advierte que de no cambiar el rumbo de nuestras vidas (nuestro mal testimonio: CHISMES, PEREZA, FALTA DE AMOR, EGOISMO, ETC), vamos a perder ese lugar especial en la casa de Dios.

 

                5.- Al concluir cada una de las cartas, se repite el estribillo: “Quién tenga oídos, oiga lo que dice el Espíritu a las iglesias” Quiere decir que el mensaje de Jesús resucitado es transmitido a Juan por medio del Espíritu Santo.  El Espíritu Santo es portador de todo mensaje inspirado por Dios.  Para poder captar el mensaje de Dios, debemos estar llenos del Espíritu Santo, de otra manera, no logramos percibir la voz de Dios.

                En cada plenaria, en cada asamblea de martes, en cada tema del retiro, en todo momento, el Señor nos vuelve hablar, y lo hace a través de su Espíritu Santo.  Si nuestro comentario es: “¡Eso ya lo sé!” o “Ese mensaje ya lo he oído diez veces”, pero no está causando cambios en tu vida, posiblemente sea porque para captar el mensaje de Dios, debes estar lleno del Espíritu Santo, pero probablemente, ¡NO LO ESTES!  

 

                6.- Jesús promete que los que salgan vencedores tendrán parte en el “árbol de la vida”.  Este es el símbolo de la bienaventuranza, de la vida eterna que Dios dará a los siervos fieles. (PROMESA).

 

                CONCLUSION: En nuestro camino de conversión, continuamente debemos  preguntarnos, si no hemos perdido nuestro “primer amor”.  Si no nos hemos mecanizado.  Si, de verdad, hacemos todo “en Espíritu y en verdad”.

The rolex replica watch's style and function, rolex replica watches sub-machine and quartz two categories, the most common mechanical omega replica watch, replica rolex watch function is automatic calendar.